El liberalismo y los excesos de poder

El liberalismo —con su énfasis en la libertad, los derechos individuales y el bien común— elaboro simultáneamente una teoría sobre la creación y el control del poder.

El sistema de soberanía popular y separación de poderes existe no solo para ejercer el poder, sino también para proteger a los ciudadanos de la tiranía y de las decisiones del Estado abusivas o impulsivas.

Porque el poder ejercido de forma arbitraria destruye la libertad individual y el estado de derecho.

iopkmgfwd97846.png

La necesidad de establecer limites éticos y constitucionales en los sistemas democráticos liberales ya las trataron Tocqueville y Mill hace casi dos siglos1, 2.

La libertad de opinión y asociación no se traduce necesariamente en el derecho de actuar, ni tampoco en el derecho a imponer decisiones importantes sin consenso. En particular. aquellas que privan a las minorías de derechos políticos primarios, como en nuestro caso son la identidad y la propiedad de la nación.

Asuntos que hasta hace apenas nueve años no existían , porque históricamente tanto en Cataluña como en la Comunidad Autónoma Vasca sus poblaciones se sentían —aquí sí, claramente— mayoritariamente españolas.

Hacer prevalecer el gobierno de mayorías sobre la ética y la ley, fue definido por estos influyentes pensadores, como el despotismo de la mayoría. Y añadía Tocqueville, indicaba la naturaleza de la sociedad3.

«Estoy completamente convencido que las sociedades políticas no están hechas por las leyes, pero por lo que están preparadas a ser por sus sentimientos, creencias, ideas, hábitos del corazón y la mente de los hombres que las componen, y por aquello que la disposición primera y educación hace ser a esos hombres»

Para adquirir una genuina legitimidad democrática, ambas comunidades deben lograr que sus poblaciones se sientan propietarias y representadas por sus gobiernos autonómicos.

Para ello es de necesidad la alternancia real de ejecutivos y políticas que a su vez conformen leyes y prácticas de gobierno que respondan a las dos identidades que las conforman. Cincuenta años de gobiernos casi ininterrumpidamente nacionalistas, mantenidos en mayorías simples, limitan su personalidad y legitimidad ante una gran parte de sus poblaciones. 

El reto de cualquier sociedad basada en la soberanía popular es entender la diversidad humana y los derechos que de ella derivan, como una riqueza, no una amenaza a eliminar.

  1. Tocqueville, A., 1935-40. La democracia en América, vol. 1 y 2. Alianza Editorial 2017, 1 ed.
  2. Mill, J.S., 1859. Sobre la libertad. Tecnos, 2008.
  3. Tocqueville to Corcelle, sept 17 1853, corr 11, pp. 227-28.

Adolescentes

  • uykrjhtgfsbdavsx.png
    Veremos en que dirección crecen

    Encerrados en si mismos.

  • Imaginándose desesperadamente como debería de ser el mundo.
  • No tomando responsabilidad por sus acciones.
  • Necesitando ser el centro de la atención.
  • Ajenos a como sus acciones afectan a los otros.
  • Descalificando a los demás.
  • Despreciando la economía.
  • Molestandose por las opiniones contrarias.
  • Sintiéndose infravalorados.
  • Buscando la polémica.
  • Y malos perdedores.

¿Porqué suceden las cosas?

6whrt.jpg ¿Dónde están los asuntos sociales?  ¿Cómo ha tomado primacía el nacionalismo?

¿Porque una sociedad ignora la actuación de mozos y urbana en 2011 para desalojar a los indignados por la crisis económica?

¿Porque esa misma sociedad se escandaliza por las acciones de la policía nacional en 2017?

En España, la aparición del estado del bienestar y la sociedad laica ha permitido al nacionalismo dividir y acaparar la atención de la sociedad.

Mientras asuntos como el desarrollo, igualdad femenina, bienestar animal, ecología, o educación no provocan el mismo grado de interés o polarización partidaria.

¿Porque la intensidad solo surge en un tema?

Perdida de soberanía: el principio para la paz en Europa

Como soy un romántico empedernido, durante un viaje por Alemania lleve a mi compañera a visitar una siderurgia abandonada.

84sfsd

A unos 120 km de una de las sedes del Parlamento Europeo en Estrasburgo, hay un museo industrial muy interesante, la siderurgia de Völklingen.

Visitar aquella enorme empresa, una muestra representativa de una zona de más de 2,000 km2 de siderurgia y minas situada entre los Países Bajos, Francia y Alemania, me impactó porque me proporciono una ventana en el tiempo para visualizar la realidad industrial sobre la que se basó el Plan Schumman de 1950.

Este plan, antecedente de la Union Europea, creó la Comunidad Europea del Carbon y el Acero y estableció un tejido industrial interdependiente en Centroeuropa.

Su objetivo declarado, más allá de la simple cooperación entre naciones, era de mucho más calado: acabar con la autonomía de la industria militar de cada nación (en particular alemana) dependiente del hierro y la energía para fabricar armas.

Así, al atarse los lazos de los zapatos unas naciones a otras, se evitaba la fabricación independiente de armas e imposibilitaban nuevas guerras europeas. Sigue leyendo “Perdida de soberanía: el principio para la paz en Europa”

Verdad e intensidad

La teoría de conjuntos, es la rama de la lógica matemática que estudia las propiedades de las colecciones de objetos como unidades.

poiqerwkln.png

Conjunto AB, contiene todos los elementos, A= B, cabe también la posibilidad A≠ B

Subconjunto propio AB, contiene algunos pero no todos los elementos B≠ A

Disjunto ∉, ningún elemento perteneceA≠ B y B≠ A, su intersección es un conjunto vacío Ø

Este modelo no es dinámico.

pioklg.png

Para explicar la transición de un conjunto a disjunto se puede aplicar la logica difusa, donde los elementos tienen distinto grado de pertenencia y la verdad no es binaria.

La intensidad, el énfasis, proporcionan el significado.

¡mo! ¿mo como? Como, como como.

La cuestión es intensidad pero ¿respecto a qué?

Sigue leyendo “Verdad e intensidad”

Emociones y razones

Sensación es común, emoción es su significado y depende de nuestra cultura.

Y es tan relevante, rápida y eficaz, como falaz

Nos pueden hacer reaccionar con repugnancia o interés ante una araña frita o con una sonrisa al ver a nuestra pareja, pero a lo largo de nuestra vida cambian como el menú y las parejas.

Mesquita, B., Boiger, M. and De Leersnyder, J., 2016. The cultural construction of emotions. Current Opinion in Psychology, 8, pp.31-36. Una reciente revisión del tema disponible aquí.

Y no pasó nada

Aviso al lector

Si usted encuentra errores en la redacción de este diario, recuerde que su autor puede tener en la cabeza otros asuntos que una pulida redacción.

Sin mediar previo aviso, en el capítulo 22 de la primera parte de El Quijote, Cervantes nos presenta a un Sancho andando y sin su icónico burro, su medio de transporte en todos los capítulos anteriores.

Aun así, a pesar de este y otros errores en la trama, el libro se considera la primera y mas representativa novela moderna de la literatura universal. El genero literario mas popular desde entonces hasta nuestros días.

Naturalmente no son tales mis aspiraciones con este diario. Pero es conveniente recordar que en ocasiones, la relevancia de una obra puede no estar tanto en el detalle, como en sus conceptos, racionalidad y autenticidad.

Ademas de la representatividad y exactitud de sus documentos.

Ha sido usted avisado.

LLegó el otoño 2016

… y con la caída de las hojas llega también la suspensión de este diario donde se trata mi experiencia personal durante los pasados dos años sobre los referendums de secesión en la Union Europea, Reino Unido y en mucha menor medida, España.

Si tiene interés en los hechos ignore el resto de la anotación. No se pierde nada de interés en este tema.

Si quiere saber del autor y sus conclusiones siga leyendo.
Sigue leyendo “LLegó el otoño 2016”

Mentalidad colectiva

“Heirs to a society which had over-invested in empire, and surrounded by the increasingly shabby remnants of a dwindling inheritance, they could not bring themselves at the moment of crisis to surrender their memories and alter the antique pattern of their lives”

J.H. Elliot (2002) Imperial Spain. p. 382 Penguin

Inconformismo, superioridad, destino, certeza, excepcionalidad… en ambos lados de la divisoria.

Déjà vu

Visto y no visto

Crisis económica mas algo de petróleo transforman el intenso nacionalismo escocés por el Reino Unido en un fuerte nacionalismo por Escocía.

He aquí la velocidad de la historia.

Pero sobre todo la fuerza del estado.

Ni apenas unas décadas para olvidar la Unión, o mudar de religion del catolicismo al calvinismo en 1560.

Una mentalidad de trescientos, o en el segundo caso milenaria, cambia de signo casi instantáneamente.

De signo, pero no de substancia.

Las opiniones, que tanto nos sustentan, mudan rápido. Los modos de pensar llevan otro ritmo.

Más se cambia la fruta, que el frutero.

IMG_3126.jpg