Referendum: características escocesas

img_2053
Bruntsfield Links, 36 pitch and putt hoyos. Protegido por el ayuntamiento desde 1695.
Debido. Acreditar una voluntad clara de separación

(*)

Justo. Garantizar la protección de minorías

Una vara de medir. Si una parte es divisible, lo son todas

x

Estable. No ser el inicio de futuras reivindicaciones territoriales

Invariable. Mayorías de la mitad mas uno son efímeras  y contradicen una decisión que será permanente

x

Firme. Establecimiento de un plazo mínimo entre consultas

x (**)

Una autoridad. Convocatoria de la consulta potestad del parlamento central

(*) Las encuestas describían una opinión mayoritaria favorable a la union. La voluntad de separación solo se daba en el partido político gobernante.

(**) Tras el referéndum ha habido promesas en este sentido señalando una intención del voto cercana al 60% para convocar un nuevo referéndum. También las hubo por escrito, en el papel blanco producido por el gobierno del SNP, de que la consulta “era una vez en una generación”. Tras varios amagos hoy ya es oficial. El SNP ha decidido lanzar, dos años después de la última consulta, una nueva campaña para poder convocar otro referendum de independencia. Cuando se convoco el primero, ya el electorado conocía el referéndum sobre la UE ya estaba anunciado y eran conscientes de esta posibilidad. Pero parece que, cual infantes, necesitan ser preguntados varias veces (mas aquí).

Nacionalismo mutante

¿Porque Escocia y no Bretaña del Norte?

Esta tarde la intervención en el festival del libro el distinguido historiador escocés Tom Divine ofreció varias reflexiones interesantes.

En una muestra de ingenuidad intelectual que le honra, este historiador pro-independentista realizo una pregunta al publico. ¿Me podrían sugerir razones del brusco cambio de lealtades de la nación británica a la escocesa? A continuación intento resumir su intervención.

El origen próximo

untitledDivine describió como hasta la union de 1700 la sociedad estaba sumergida en el faccionalismo, la pobreza e intolerancia  religiosa. Posteriormente, entre 1760 y 1920 Escocia experimento un crecimiento extraordinario en urbanismo, industria y sistemas de explotación agrícola.

La unión con Inglaterra sirvió—al contrario de los irlandeses que fueron conquistados y no obtuvieron apenas beneficio económico— para afirmar la nacionalidad escocesa.

Un hecho corroborado por la fundación del Partido Conservador y  Unionista escocés en 1912. Como se vera mas adelante, no idiosincrásicamente contrario al nacionalismo, sino a la rotura de la unión amenazada por el independentismo irlandés.

Un Partido Conservador que fue el gran protector de la nacionalidad escocesa hasta que en los 90 el Thatcherismo rompió esta larga tendencia.

Fue según Divine, una colaboración benigna entre Inglaterra y  una Escocia sobrerepresentada  en las estructuras del Imperio respecto a la nación inglesa, tanto en la administración como en el ejercito o en la economía esclavista.

Unión basada en un mercado común y en el desarrollo económico. También, hasta el desarrollismo de los 50, mantenida por la capacidad de Escocia de determinar sus propias leyes locales.

Sigue leyendo “Nacionalismo mutante”

Ni existen coches con volantes compartidos, ni estados con dos soberanías *

Breaking Rope

* Leer nota final metáforas.

La Constitución británica no aguanta

Screen Shot 2016-07-27 at 21.31.22“El Reino Unido arriesga su desintegración sino logramos un acuerdo constitucional que garantice los derechos y autonomía de cada nación que lo constituye”.

Leída esta enfática declaración—tan alejada de la tradicional circunspección británica—realizada por el Grupo de Reforma de la Constitución (CRG, enlace) no es exagerado decir que el movimiento nacionalista escocés están provocando un conflicto de gobernabilidad de singular importancia.

Tal vez comparable, por el cambio de paradigma que implica, al experimentado por muchos países europeos en el XVIII durante el cambio del viejo regimen aristocrático al democrático actual.

No todo depende de la voluntad política, los acuerdos también deben ser jurídicamente viables

Ahora este país debe cuadrar el circulo de dos poderes enfrentados: el del parlamento de la union y el de los parlamentos de tres de sus naciones históricas.

Quizás porque su complejidad no favorece ni la simplificación ni la demagogia, este importante asunto esta notoriamente ausente de debates y noticias.

Sigue leyendo “Ni existen coches con volantes compartidos, ni estados con dos soberanías *”