Escócia: varias virtudes y una debilidad

654fas5a6f4.jpg
La Iglesia –de y en– Escócia

Hay diferentes formas de nacionalismo que, dependiendo de su carácter e intensidad, pueden tanto unir como fracturar.

Al contrario que en otros lugares, el nacionalismo en Escocia no es divisivo de la identidad de su sociedad, ni tampoco externamente hacia sus vecinos. Es un hecho que en el caso de surgir como nación independiente, los ciudadanos escoceses podrán continuar desarrollando sus vidas personales y profesionales sin ninguna barrera étnica o lingüística de importancia que los separe de las otras poblaciones de estas islas,.

Sigue leyendo “Escócia: varias virtudes y una debilidad”

Destructivo soberanismo inglés

Una larga mayoría de los 892 miembros del Partido Conservador encuestados por la institución oficial YouGov lo dicen claro.

Hay que salir de la Unión Europea aunque Escocia e Irlanda del Norte abandonen la unión; la economía sufra una crisis mayor que la de 2008 o se termine su propio partido.

opoioopkl.png
Enlace resultados

La unidad o prosperidad del Reino, su propio partido, nada tiene mayor valor que la (inespecifica) soberanía e intereses de Inglaterra, la nación mas grande del Reino Unido.

Primero, al convocar el Referéndum de Independencia Escocés, transmutan una Union en una Confederación.

Ahora proporcionan a los independentistas escoceses la mejor excusa para un segundo referéndum y crean un problema estructural insoluble en Irlanda del Norte.

No será porque no fueron avisados.

qgdfajkje.png

Dime Tony ¿quiénes son los dueños de la nación?

6muwnEl nacionalismo: cola y disolvente

He aquí el nudo gordiano del nacionalismo.

Según esta ideología no todos los ciudadanos son necesariamente iguales.

Los  dueños de “la nación” existen pero no son todas las personas que la habitan.

Hay quien existe, quien medio existe y quien no debiera existir en absoluto.

No describo un artefacto retórico sino algo real y muy generalizado. Incluso fuera del ámbito ideológico nacionalista.

Es la clara expresión del obsceno y peligroso prejuicio excluyente que subyace en todo nacionalismo vehemente y penetra en todos los rincones de la sociedad.

La legitimidad del creyente, la exclusión del no-creyente y la implícita superioridad del primero.

Sigue leyendo “Dime Tony ¿quiénes son los dueños de la nación?”