La verdad conveniente

Tan confortable como intencionada:

En los medios y la opinión publica se encuentran hoy, en todas sus declinaciones posibles, los términos “judicialización” de la política y “abuso del Constitucional”.

Titulares.png

El cimiento de la democracia es el derecho, no se puede extirpar el sistema politico del judicial.

Pocos recuerdan que el cimiento de la democracia es el derecho y que no se puede aislar el sistema político del judicial.

Dos características comunes a cualquier democracia liberal lo demuestran:

  1. La política no se judicializa si se cumplen las normas. Solo los regímenes autoritarios están por encima de la ley.
  2. Es necesario, que en cualquier régimen descentralizado¹ la obligada relación, dinámica y cambiante, entre la administración autonómica y estatal, sea regulada por el Tribunal Constitucional o Supremo².

Por esto, resaltar el excesivo protagonismo de la justicia, solo conviene al nacionalismo catalán.

Cómo el gobierno de CiU/Esquerra reconoció ya en 2014 en su Libro Blanco de la Transición Nacional de Cataluña, la aceptación de estas normas constitucionales impedirían la consecución—inmediata—de sus objetivos.

Ni el derecho de la UE ni el derecho internacional contienen ninguna disposición que prevea un procedimiento al que se pueda acoger la Generalitat para convocar una consulta como la que se reclama mayoritariamente en Cataluña ³&4.  

En democracia no se puede diseccionar la justicia de la política: el parlamento es el órgano legislativo.

No es culpa ni de Rajoy, ni de Sánchez o del siguiente. El sistema—democrático—no lo permite.

Este es el problema, por muy legitima que sea cualquier aspiración.

Para que políticos y parlamento acepten las aspiraciones secesionistas, estas tienen que ajustarse a la legalidad democrática. Caso contrario, la acción de la justicia es inevitable.

Los movimientos revolucionarios fascistas, socialistas y anarquistas, cada uno de distinta forma, lo experimentaron en la segunda mitad del siglo.

Democracia y respeto a las leyes son inseparables. Por eso, de los anteriores movimientos, solo el socialismo democrático ha sobrevivido.

El nacionalismo en España esta ahora en su etapa revolucionaria. No acepta la legalidad y busca imponer un nuevo orden político.

Porque no solo existen ellos y porque somos una democracia, seria deseable que aceptaran la normas jurídicas.

Pero su revolución no ha terminado todavía. La proximidad del juicio de sus dirigentes solo pueden acentuar sus intereses en dispensar a la política de la justicia. Sigue leyendo “La verdad conveniente”

Ayer el gobierno aprobó el borrador del brexit

Veremos cuál es la decisión final de las élites políticas en el entretiempo.

El próximo 25 de Noviembre se debe ratificar oficialmente.

¡Ahora nos toca entender las quinientas paginas del documento a través de los titulares que nos ofrezcan periodistas y políticos!

Junto con el contexto y el significado para sus protagonistas, otro de los componentes de la historia: la incertidumbre y el albur.

No porque los sucesos siguen una secuencia cronológica eso implica una secuencia de lógica infinita de la causa y consecuencias de los hechos.

Argumento invalido porque propone que si no hay una causa el antecedente no existe.

Sigue leyendo “Ayer el gobierno aprobó el borrador del brexit”

Exactitud: el objetivo del juez

imageEn su ejercicio profesional la capacidad del juez de acercarse a la verdad esta condicionada por la evidencia, leyes y actitudes:

Esta ultima característica, la manera de pensar y en particular la tendencia política del juez puede influenciar sus resoluciones.

Mas aun cuando la promoción profesional de jueces y magistrados depende, no solo de su capacidad y experiencia, sino también de su afinidad con lo partidos políticos:

Este asunto va a convertirse en el asunto central en la próxima vista pública de los implicados en los sucesos del pasado octubre (leer ejemplo de signo contrario).

No se hablara tanto de la aplicación precisa o no de la ley como de la alegada falta de imparcialidad o neutralidad política de los jueces.

Hay algunos estudios nacionales e internacionales que describen la situación en España (1 y 2) como mejorable en este aspecto.

Sigue leyendo “Exactitud: el objetivo del juez”

El gran teatro del mundo

98745162.png«¿Qué fue el movimiento de derechos civiles si no drama?

Martin Luther King era el maestro del teatro callejero.

Nadie le hubiera escuchado si solo hubiese dado discursos».

La oposición a Trump «ha perdido la capacidad de dramatizar. El (Trump) entiende el espectáculo y el drama y ellos no»

Así dice Al Sharpton, activista por los derechos humanos, pastor baptista, presentador de televisión y radio, consejero de Obama en recientes declaraciones.

Apreciaciones similares a las realizadas por Hobsbawn (La Epoca del Imperio 1875-1914, 1989, p. 88) cuando describe el cambio que supuso la introducción en el XIX del voto popular en el sistema político de la siguiente manera (mi traducción): Sigue leyendo “El gran teatro del mundo”

La Historia a veces me causa ansiedad

695132.jpgNimio, pero no trivial

Leyendo el reciente libro Escoceses y Catalanes de J.H.Elliot me encuentro con el siguiente párrafo (mi traducción del original).

“El argumento (del potencial daño económico de la independencia) era poderoso y sin duda convenció a muchos, pero también se conducía a una interpretación peligrosa. Estaba impregnado de arrogancia inglesa, como si Escocia, en lugar de ser un socio fuese un apéndice de Inglaterra…”.

He aquí mi problema con la ciencia histórica: sus niveles de evidencia para formular las hipótesis.

La frase es coherente, pero no necesariamente cierta.

Para sustentarla falta, cuando menos, apoyarla en una encuesta representativa de la población que refleje el efecto negativo de esa afirmación en parte de los escoceses.

Es decir el pensamiento debería tomar el camino contrario. Obtener datos y luego elaborar proposiciones razonables que puedan explicarlos,

Sin basarla en datos de campo, una afirmación de este tipo seria impensable en cualquier otra ciencia natural, física y también social.

Sigue leyendo “La Historia a veces me causa ansiedad”