Mayoritarismo, o el gobierno de los unos contra los otros


3a86sfd7.png

En Cataluña (y la Comunidad Autónoma Vasca) se da una perniciosa característica que agrava aun más la división social entre dos proyectos de sociedad, el mayoritarismo.

Es decir, la falta de alternancia y el dominio del gobierno por un solo proyecto político.

El monopolio del poder por un grupo fue definido, hace ya casi doscientos años, por Tocqueville como «tiranía de la mayoría».

Permite imponer a la minoría lo que se quiera y de forma continuada. Sin necesidad de estimar si se es justo con los demás.

¿Se imaginan la situación contraria en Cataluña, el gobierno continuo durante cuarenta años por un 55% de diputados no nacionalistas?

Sin alternancia no existe la democracia, porque la minoría nunca ha participado, ni por tanto aceptado de hecho, las reglas de un sistema que no ha podido conformar.

Solo cuando existe una alternancia regular se puede decir que el gobierno es de la gente y para la gente.


Lectura

Alexis de Tocqueville. 1831. La democracia en América. Segunda Parte. Cap. VII. La omnipotencia de la mayoría en los Estados Unidos y sus efectos pp-22-30.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s