Referendums: la pregunta es la respuesta

Un referendum no establece los asuntos a votar más bien los ratifica.

Al establecer la pregunta, es la elite dirigente quién presupone –y frecuentemente– conforma la opinión de la mayoría.

Cuando las decisiones no son tomadas por mayorías abrumadoras no une, sino justo todo lo contrario: endurece las opiniones.

Es un proceso desagradable (tengo experiencia personal en dos lugares) porque  antagoniza a las personas y las divide en ocasiones de forma permanente.

Lo hemos comprobado en Escocia y Cataluña con el crecimiento y afianzamiento, a pesar de los fracasos en obtener mayorías suficientes en las consultas, de las pocos años antes minoritarias, opciones independentistas.

En política la bondad de cualquier solución siempre depende de las ineludibles circunstancias.

Por ejemplo:

974651.png
Resultados del referendum de secesión noruega de Suecia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s