Dime Tony ¿quiénes son los dueños de la nación?

6muwnEl nacionalismo: cola y disolvente

He aquí el nudo gordiano del nacionalismo.

Según esta ideología no todos los ciudadanos son necesariamente iguales.

Los  dueños de “la nación” existen pero no son todas las personas que la habitan.

Hay quien existe, quien medio existe y quien no debiera existir en absoluto.

No describo un artefacto retórico sino algo real y muy generalizado. Incluso fuera del ámbito ideológico nacionalista.

Es la clara expresión del obsceno y peligroso prejuicio excluyente que subyace en todo nacionalismo vehemente y penetra en todos los rincones de la sociedad.

La legitimidad del creyente, la exclusión del no-creyente y la implícita superioridad del primero.

Repasemos algunos ejemplos.

Tipo 1: Quien existe

En el verano de 2015 Gordon Brown utilizó los primeros minutos de la presentación de su libro «Mi Escocia, nuestra Bretaña» para describir con detalle sus trescientos años de ancestros escoceses.

Pretendidamente, adquiriendo así voz plena en el asunto nacional escocés.

Tipo 2: Quien medio-existe

Leo hoy un libro de un historiador británico, quien como Brown, es poco propenso a apoyar nacionalismos emergentes.

Me encuentro con la siguiente calificación del antiguo primer ministro británico Tony Blair.

Screenshot 2018-10-27 at 11.00.05
Elliot, J.H. Catalanes y escoceses: Unión y discordia. 2018

¿Es necesario? ¿es siquiera verdad?

No importa, el concepto esta claramente expresado.

No cuenta si es un error de hecho —que lo es — Tony Blair nació, de abuelos y padres ambos escoceses, en Edimburgo, ciudad donde vivió toda su infancia y adolescencia.

Y mas aun fue el primer ministro británico que promovió el referendum y protagonizo la reinstauración del parlamento escocés.

ghknm
Ejemplar de la ley que estableció la reinstauración del Parlamento Escocés dedicada por Tony Blair, exhibido en el edificio del Parlamento: “Fue una lucha, siempre dura, pero valió la pena. Escocia e Inglaterra juntas en términos iguales”

Pero no es solo el historiador quién cuestiona su nacionalidad. La pregunta esta también en internet.

24u3

¿Sera su acento, su actual domicílio en Inglaterra o simplemente que no da el estereotipo escocés?

Sea como sea, vistas las reticencias, Tony, a pesar de haber nacido y crecido en Escocia, solo tiene según muchos, media voz a en este negocio de la causa escocesa.

Tipo 3: Mejor no existiesen

Ni tampoco tuviesen voz, por supuesto.

Es decir, el racismo, identificado mediante la religión en las relaciones escocesas-irlandesas (y en la islamofobia actual).

La consideración de que algunos no merecen vivir en el país y están mejor fuera o sin derechos culturales y politicos.

Razonablemente manejada hoy en Escocia respecto a los católicos irlandeses, por razones de escaso peso demográfico (aproximadamente el 16% son católicos), la creciente irrelevancia de la religion y el sentimiento británico entre escoceses.

12.51.27

12.53.28
Glasgow, manifestación de la orden británica y presbiteriana de Orange e hinchas católicos de origen irlandés del Celtic

Y la pregunta ¿qué tienen ciertas ideologías que pueden justificar semejantes aberraciones y en ocasiones producir verdaderos monstruos?

o087

La respuesta: la democracia liberal se basa en la ciudadania, en la primaria de la libertad individual, el nacionalismo en la preeminencia de la identidad de grupo.

La primera es igual para todos, la segunda no.

Lo vemos reflejado en los ejemplos anteriores. Los asuntos identitarios generan simultáneamente desigualdad de integración social e ilegitimidad participativa y argumentativa.

El nacionalismo no solo esclavizan el voto a ofertas étnicas, también corroen otros instrumentos democráticos como, el dialogo, la transversalidad, la diversidad, el compromiso,.. sin los cuales la democracia pierde su virtud, tanto como actitud intelectual como código ético.


Lecturas

Donald L. Horowitz. 1993. Democracy in Divided Societies

John Stuart Mill. 1859.Sobre la libertad . Capitulo IV. De los limites de la autoridad de la sociedad sobre el individuo, pp. 88-105.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s