Buenas y malas catalanas

El reciente funeral de Montserrat Caballé realizado íntegramente en castellano, hizo exclamar al popular e independentista José Carreras “no hay nada que decir” pero digo: “He echado en falta,… un poco más de catalán”.

Este suceso es un ejemplo, entre muchos, de como la presión nacionalista en Cataluña alcanza hasta los actos más íntimos de las personas.

Incluso en un funeral, cuando no se ejerce ninguna acción directa en su contra, el poder se manifiesta mediante la simultánea imposición de determinados comportamientos sociales y la deslegitimación de otros.

Intentando imponer a los ciudadanos el dogmatismo nacionalista para evitar la confrontación y la condena pública.

Nada mas lícito que Montserrat y su familia decidan, como es su derecho personal, realizar el sepelio íntegramente en castellano.

Para muchos catalanes el español es tan de Cataluña como el catalán. Han crecido y vivido en esa lengua y la sienten como propia.

Pero hay más. Este suceso tiene un fondo —terrible— revelado hace años por la hoy fallecida protagonista durante una entrevista con Mari Cruz Soriano en su programa Charlas con Valor el 13/09/2013:

José, impudicamente obvió estas cuestiones.

Credo y fe pueden destruir la humanidad, la capacidad de respeto y empatía, de cualquiera.

Nacionalismo hegemónico*

A este insultante suceso, se sucedió otro que también permaneció en su memoria cerca de treinta años después,y contaba en una entrevista con ABC el 21/11/2010

«Recuerdo un alcalde de Barcelona que me ofreció fundar una gran escuela superior de canto e interpretación… En eso trasladaron al alcalde a Madrid (¿Serra?), pero antes de marchar me dijo que fuera a hablar con su sustituto, que el proyecto no podía morir».

«Pero el nuevo consejero de Cultura (¿Cahner?) me dijo que en el plan había demasiados «artistas extranjeros», es decir, no catalanes».

Para no ser llamados anti-catalanes, ven, oyen pero callan

541985632.pngAnte una multitud enarbolando banderas bajo la ilusión de la moralidad y la unanimidad es muy difícil disentir.

En un sentido inmediato, porque se busca la armonía o evitar el aislamiento social.

De forma mas profunda, porque es mediante la observación del entorno que se forma nuestro juicio —y crucialmente— nuestra integración social.

iojklñdsa.png
Gerona, manifestación empleados Generalidad

Tampoco se puede discrepar cuándo se corre el riesgo de ser estigmatizado e incluso perder oportunidades de trabajo, en particular institucionales, si no se esta de acuerdo con el paradigma dominante entre cuadros y dirigentes.

La población catalana de identidad plural carece de cohesión y pasión política del independentismo por una única causa.

612378.png
«Lo de ayudar a los negritos en Mali es para quedar bien, hay que salvar a España»

Pero se siente ofendida porque su tolerancia conlleva el desdén a sus posiciones y la imposición de agresiva de una verdad social dominante.

Esta es la triste paradoja del reciente éxito del independentismo hegemónico. Conlleva el fracaso porque conduce a la marginación y aislamiento de la mitad su propio pueblo.

El catalán y su cultura solo será de todos cuando no sean de nadie en particular


* Hegemónico: aquello que es social o culturalmente predominante, también dicho de aquel régimen que ejerce influencia inapropiada en la sociedad.

Schattschneider, E.E., 1975. The Semi-Sovereign People: A Realist\’s View of Democracy in America. Cengage Learning

Noelle-Neumann, E., 1984. The spiral of silence (pp. 6-7). Chicago: University of Chicago Press.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s