Sorpresa del Tribunal Supremo: respeto a la lengua catalán

Hay una sentencia de nuestro Tribunal Supremo sobre el respeto debido al idioma catalán que me ha dejado literalmente atónito.

La sentencia dice así:

Referencia 1

El echo que se juzga conlleva un… “…riesgo para la interna solidaridad de los españoles…

…cuando se vierten conceptos de tipo depresivo para una minoritaria pero ilustré lengua vernácula, cuyo libre uso particular y social respeta y garantiza el Estado español,

por cuanto el agravio normalmente resultante de dicho escrito puede venir o encender rencillas ya felizmente superadas, y

a lastimar acendrados sentimientos colectivos de la región afectada, no incompatibles con el fundamental y sano patriotismo nacional,

fermentando disensiones interregionales concitando, aunque sea solapadamente, malqueridas en la convivencia española,

todo lo que se traduce en una lesión de los altos intereses de la Nación.

… Resultando en una condena de 8 meses de prisión menor y 10.000 pesetas de multa por propaganda ilegal”.

Si, han leído bien, pesetas… porque el Tribunal Supremo estaba ratificando una sentencia del Tribunal de Orden Publico (¡¡del franquismo!!) en 1969 al director del semanario Destino, por publicar una carta en la que se denigraba al idioma catalán.

A continuación la carta origen de la sanción (2).

Barcelona, 18 Octubre 1967

El Catalán se acaba…

Señor director de Destino.

He leído en su magnífica revista la carta del Señor F. Vernis.

Creo que usted me concederá el derecho de contestarle, ya que me creo aludido en la misma. Soy padre de tres hijos, los cuales asisten, a las escuelas municipales, y me encuentro entre los padres que no hemos aceptado la enseñanza del catalán para nuestros hijos. Los padres debemos dar patrimonio especialmente cultural, para nuestros hijos No creo que sea cultura el que aprendan el dialecto catalán Por ello me felicito y felicito a ese 40 por 100 de padres que niegan su autorización a sus hijos para que aprendan el catalán.

Soy catalán y creo un error el seguir hablando nuestro dialecto. Hay que aceptar los hechos: en Barcelona cada vez somos en mayor número los catalanes que hablamos en español, y los que obligamos a nuestros hijos a que hablen la lengua de Cervantes. En casa, hace tiempo que hablamos español y mis hijos son castigados si hablan una palabra en catalán. Igualmente nuestras amistades, muchas han seguido por el mismo camino y otros aunque ellos hablan catalán, hablan español con nosotros.

Debemos aceptar que somos españoles ante todo. España es una encabezada por Madrid. De ahí que aplauda la unión de Lérida con Aragón y juzgo muy aceptado el suprimir el nombre de Cataluña por el de Región del Nordeste. Veo con alegría que el catalán se acabe. Le calculo unos cinco años de existencia. En vez de estudiar catalán, mejor será el perfeccionarse en el dominio del idioma español”.

La sentencia del Tribunal Supremo muestra fehacientemente cual era la maxima doctrina juridica durante la dictadura respecto a lenguas vernáculas españolas.

Casualmente, el párrafo segundo de la carta del lector, describe también al estado de la enseñanza del catalán en aquella época.

Ideología consiste en ignorar hechos que no convienen a “una” historia

Las fuerzas políticas e intelectuales independentistas mas representativas defienden que ha existido un “genocidio cultural del catalán” y una “persecución y prohibición” del mismo (3).

Para que un historiador utilice en este contexto el termino genocidio, solo puede como condición indispensable, suficiente y necesaria, ser un acérrimo independentista. Es decir actuar como un político o un dogmático, o ambos a la vez.

Es una falacia postular una versión de la historia indubitable y monolítica donde todo se explica por la constante perfidia—transmitida de gobernante a gobernante español por trescientos años ininterrumpidos —contra todo el pueblo catalán.

Como es una deshonestidad intelectual ignorar que durante trescientos años los intereses y la mentalidad de la población eran distintos de una época a otra, o que incluso en un mismo tiempo la sociedad mantenía diversas y enfrentadas opiniones.

Un académico sabe y debe matizar: prohibir y perseguir no es igual a prohibir el uso oficial y limitar su uso publico.

También esta obligado a ofrecer contexto nacional y sobre todo internacional, para valorar si cualquier hecho era excepcional o no en un periodo histórico determinado.

Y por honestidad y respeto a las verdaderas víctimas, evitar usar términos asociados al exterminio nazi o rwandés.

Claro, si hiciese esto no provocaría el mismo grado de revulsion, ni ayudaría a la causa.

Hablemos claro. La dictadura nos daño a todos. Se instauro de manera cruel. Cercenó de forma brutal nuestras libertades e impidió ferozmente nuestros derechos ciudadanos de participación y control del gobierno.

Influyo negativamente en nuestro desarrollo moral y también económico, con una costosa guerra civil y dos subsiguientes décadas de completo estancamiento económico (4).

Impido con celo expresiones políticas contrarias al nacionalismo español y a favor de los demás nacionalismos hispánicos y no promovió el uso de otras lenguas españolas.

Pero como prueban estos documentos, no intentó en su acción jurídica y por tanto de Estado, ni perseguir ninguna lengua nuestra, ni menos aún perpetrar ningún genocidio cultural.

Pero claro, de historiadores nacionalistas, como si fuesen creacionistas negando la evolución de la vida por su fe religiosa, no se puede esperar absolutamente nada que no confirme su vision indubitable y causalmente (y sospechosamente) hiperperfecta e irrefutable.

Vamos, como si las ciencias sociales fuesen física y química, cuyas leyes se cumplen en todo el universo y momento.

A continuación uno, de tantos, desgraciados ejemplos:

Symposio.png

La foto anterior ilustra el programa de un pasado “simposio científico” dedicado a analizar la “animadversión y expolio” contra Catalunya, según dijo el director de esta institución dependiente de la Presidencia de una Generalitat secesionista (5).

Ni siquiera se lo plantean como una hipótesis de trabajo usando un interrogante.

¿Para que molestarse, si ya sabían el resultado antes de tratar la materia?

Se establece la conclusion y luego se busca a quien la sostenga. No se como no se le habia ocurrido antes a otros investigadores.

¡Si Ramon y Cajal lo hubiese sabido! ¡a donde no habría llegado y cuanto trabajo al microscopio se podría haber ahorrado!

Nos están dando el timo ¡pero no como parece!

Pero no se engañen, estos historiadores son cualquier otra cosa que ignorantes y aun menos, simples.

No es que su historia ficticia sea un timo, no. Ni menos que sean unos incompetentes o desconozcan como funcionan las sociedades o su profesión.

Muy al contrario su especialidad es precisamente estudiar los cambios históricos en los países y ademas muchos de ellos están bien asentados en su oficio.

Eso si, cual tantos deportistas profesionales (o políticos), hacen todas las trampas imaginables.

Porque saben perfectamente, que lo que vale al final del día es ganar.

Pase lo que pase, el éxito lo justifica todo.

¡Cuantas drogas no debió tomar un famoso culturista, luego gobernador de California! ¡o que ciudadano francés condena la cruelísima e innecesaria revolución que fundó su república!

Cualquier historiador sabe esto mejor que nadie.

Como también sabe que todo cambio histórico, se acompaña de un idea nueva: una verdad social.

Es decir una verdad en la mente de algunas personas, como lo fue, por ejemplo, la reforma luterana en su tiempo, o ahora el pretendido genocidio cultural catalán.

Que sean o no ciertas es lo de menos.

Porque lo que en realidad expresan la mayoría de estas verdades sociales, es un cambio en las estructuras de poder. Atención, un cambio de arriba abajo y no al contrarío.

En los ejemplos arriba citados, centrado en acabar el poder de Roma como única fuente de legitimación de los reyes europeos  o en el segundo caso intentando eliminar la soberanía del gobierno español en asuntos catalanes.

Una vez creadas, estas verdades sociales adquieren vida propia. Porque mas que individuos, somos por encima de todo animales sociales y nos nutrimos del conocimiento que nos proporciona la sociedad para sobrevivir.

¡Necesitamos de verdades tanto como de comida!

Cualquier verdad por el mero hecho de existir en mas de una persona tiene, aun contra toda evidencia,  una gran capacidad de convicción y pervivencia.

Tiene vida propia, indiferente a la realidad, como ocurre con la homeopatía o la imposición de manos en el caso de la medicina.

Nuestras ideas surgen casi enteramente de la verdad social. En general, y en particular en este caso, amplificada e impuesta por las estructuras del poder.

Si nacemos en Tunez seremos tunecinos y musulmanes. No es cuestion de fe, simplemente no tenemos otra opcion. Habra algún musulmán que se convierta a otra religion, pero nunca dejara de ser una minoría.

En el caso que tratamos, el resultado es si el independentismo —usando verdades, medias verdades y abundantisimas falsedades, para construir esa verdad social— se convertirá en una realidad objetiva: la República Catalana.

El tiempo dirá, es imposible predecirlo, tanto en un sentido como en otro.

Porque a las verdades sociales les falta un elemento para dejar el mundo de la imaginación y convertirse en verdades objetivas: su correlación con la realidad.

Como recordó en su primera entrevista oficial el pragmático Obama, a Trump, el amo de la verdad social: “la realidad te pone en tu sitio sin ningún miramiento” (6).


Referencias

  1. Tribunal Supremo. Sala de lo Penal. 21/03/1969. Recurso de casación. Sentencia STS 2732/1969 Pulsar aquí para acceder a la Sentencia Tribunal Supremo
  2. Ferrer i Gironés. 2002. La persecució de la llengua durant el franquisme. Escola catalana. Barcelona, 2002, n. 394, noviembre ; p. 9-11.En el siguiente articulo sobre la represión del catalán en una revista educativa de la Generalidad, este perito mercantil y autodenominado, sin vergüenza alguna, “Historiador” dice lo siguiente en el primer párrafo.“Se puede asegurar que el levantamiento militar del general Franco tenía por finalidad principal destrozar al pueblo catalán. Por una parte,… por otra parte, arrasar su cultura y eliminar su lengua. La catalanofobia del franquismo fue en definitiva el denominador común y el pilar que unió políticamente y cohesionó militarmente a todos los grupos doctrinales que lo configuraron. Este soporte ideológico… Esta mezcla ideológica fue contundente en el momento de programar el genocidio cultural de Cataluña”.

    El autor fue Senador por el PSC por cinco legislaturas 1977-93 y Diputado por ERC  entre 1995-03.

    Bibliografia:

    La persecució política de la llengua catalana (1985)
    Via Fora! (1982)
    Catalunya light… els espanyols no són catalans (1986) (siendo Senador por el PSC)
    Lletres de batalla (1989)
    La insubmissió lingüística (1990)
    Catalanofòbia, Història del pensament anticatalà (2000)
    El Gran Llibre per la Independencia (2004)

  3. convergeu15.gif
    El gráfico muestra como  España alcanzó solo al final de la década de los cincuenta la renta de los treinta. Autor Enrique Fuentes Quintana, catedrático de economía y Vicepresidente de Gobierno 1977-78.  Presentado ante la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, en su discurso sobre la Convergencia de la Economía Española con la CE: problemas principales en 1933. 
  4. La Vanguardia, 9 diciembre 2013. http://www.lavanguardia.com/politica/20131209/54395328114/director-defiende-el-rigor-cientifico-del-simposio-espana-contra-cataluna.html
  5. BBC, 18 enero 2017. http://www.bbc.co.uk/news/av/world-us-canada-38671714/obama-s-advice-to-trump-reality-has-a-way-of-biting-back

Lectura recomendada

Berger, Peter L., and Thomas Luckmann. The social construction of reality: A treatise in the sociology of knowledge. No. 10. Penguin UK, 1991.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s