LLegó el otoño 2016

… y con la caída de las hojas llega también la suspensión de este diario donde se trata mi experiencia personal durante los pasados dos años sobre los referendums de secesión en la Union Europea, Reino Unido y en mucha menor medida, España.

Si tiene interés en los hechos ignore el resto de la anotación. No se pierde nada de interés en este tema.

Si quiere saber del autor y sus conclusiones siga leyendo.

De este, realmente singular, periodo histórico he aprendido algunas cosas interesantes sobre ciertos aspectos del mundo que antes, por mi trayectoria personal, había ignorado.

Pero antes de describir mis conclusiones, creo útil introducir mi punto de vista para situar al eventual lector.

Quien soy yo

Por razones del destino y mi propia inclinación, toda mi vida ha estado dirigida a integrarme en otras culturas, no a excluirme en una sola.

La reciente expansion y dominancia de los movimientos nacionalistas, en particular en las zonas a las que estoy mas ligado sentimentalmente en ambos paises; me tomaron por sorpresa y forzaron, contra mis intereses intelectuales, este ejercicio de estudio.

Antes confieso no haber dedicado, ni siquiera un minuto, a este tema.

Mis afiliaciones y experiencias sociales han sido abiertas y basadas en actividades relacionadas con en el trabajo, sexo o aficiones.

No sin algún padecimiento, me gusta utilizar varias lenguas y me satisface la mayor flexibilidad mental y alcance vital que me han proporcionado.

He sido siempre refractario (¿inconsciente?) a aglutinadores sociales basados en la exclusion, como la religion, la clase o la nación.

En general necesito de pocas creencias y tiendo a mirar la vida con abundante escepticismo.

Prefiero entretener pocas ideas, siempre a posteriori y sujetas a revisiones constantes de la evidencia, que ser cautivo de ideologías acaparadoras, eternas e indiscutibles del mundo.

Hecha esta aclaración sobre mi punto de partida, este diario contiene reflexiones sobre mi participación en tres plebiscitos de independencia durante estos dos últimos  años.

Que se yo

He abordado el resurgir del nacionalismo en el Reino Unido y España mediante cincuenta anotaciones de diferente indole (y calidad, no he dedicado la misma atención a cada entrada, algunas apenas llegan a esquema).

La bitácora contiene ensayos de cierta extension, crónicas sobre asuntos cotidianos, notas breves, reflexiones y, espero en ocasiones, cierto humor (la sección “tip top”, a la derecha, da una tónica del sitio).

También he intentado combinar la descripción de asuntos de actualidad con temas mas generales como, gobernabilidad, constitución, historia, plebiscitos, simbolismo o anécdotas e historias orales ilustrativas del sentir del momento.

Sobre todo he aspirado a llegar allí donde, en general, no llegan los medios, ofreciendo análisis mas documentados y profundos, alternándolos con descripciones ilustrativas de la vida diaria.

Por tanto su lectura puede requerir, en algunos casos, mas atención y esfuerzo. Espero que ofrezcan a cambio cierta gratificación.

No he pretendido hacer cháchara, pero tampoco tomarme muy en serio.

En situaciones normales mi opinión es, en principio, refractaria a separar comunidades históricas.

Pero mis objetivos con este diario no han sido reforzar mi punto de vista sino, sobre todo, intentar explorar la realidad y aprender.

En este sentido, este cuaderno de viaje me ha descubierto varios asuntos de los que antes no era consciente. Entre ellos puedo, sin orden, citar tres.

Empezando por la singular penetración, en los últimos ciento y pocos años, de la nación en las esferas económica (aproximadamente la mitad del producto nacional) y social (mucho de que y como somos), reemplazando en algunos aspectos, el sentido de destino y pertenencia que tradicionalmente proporcionaba la religion.

Siguiendo por la insidiosa penetración nacionalista en la ciencia histórica (pareja al arte y deporte) para justificar al poder político. No puedo pensar en otras ciencias sujetas a semejante y continuo acoso (y frecuente derribo como fuente objetiva de conocimiento).

Para terminar, espero haber alcanzado una mejor comprensión de algunos conceptos básicos de gobernanza, tanto de sus conceptos generales, como de la manera de practicarla. Por ejemplo, la inseparabilidad de la democracia y la ley o la necesidad de cierto grado de contradicción e indefinición en toda gobernabilidad.

No me puedo quejar, pero por ahora, no tengo mas temas a desarrollar.

Habré logrado mi objetivo si, cualquiera que sea su opinion, quien lee estas anotaciones deja la bitácora con algo de información —y sobre todo análisis— que antes no tenia.

Ojalá también, en ocasiones, con una sonrisa.

¡Buena andadura!


P.S. Después de tanta palabra, la cuestión mas importante subyacente a todos estos negocios queda sin tratar.

¿Porque nos organizamos en grupos? ¿poder? ¿supervivencia?¿porque si? solo una sugerencia, para nada meditada, aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s